Resaca de domingo de libros (I)

Me he despertado esta mañana con resaca de un domingo casi perfecto.  Ayer fue un productivo Día del libro adelantado, raro, con ecos de tambores. Descafeinado, dicen. Pero no para mi. Hoy me he despertado con cuatro nuevos libros nuevos bajo la almohada, y voy a presumir un poco de ellos…

‘Un día me esperaba a mi mismo’ es la segunda novela de Miguel Ángel Ortiz Albero, un libro sobre amor y guerra, una exploración de los últimos días de la vida de Guillaume Apollinaire. Su autor ha ido dejando pistas sobre el libro en su blog, que pueden visitar para abrir boca. La novela es, además, el primer libro de una nueva editorial, Jekyll and Jill, el proyecto de Jessica Aliaga y Victor Gomollón, dos socios que quieren -y lo harán- seguir sacando libros bonitos, tan cuidados en la edición como este, y que además huelan bien.

‘Otra novela’ es una plaquette escrita por David Mayor y editada por Cartonerita Niñabonita, una curiosa editorial que saca pequeños poemarios encuadernados entre cartones, con sus portadas pintadas a mano, que hacen de cada libro, además, un objeto único. Puedes ver su catálogo en su web, o leer algunos poemas de David en su blog, Se desvía. A mi me gusta, sobre todo, el epílogo: “Escribir es un secreto / acerca de un secreto / siempre tentativa / y novelería”.

‘Marcos Mostaza’ es un libro para niños. En un arrebato de chavalita se me antojó este libro ilustrado escrito por Daniel Nesquens, otro autor aragonés, que habla de Estrellas del pop, calcetines de rombos y pipas de calabaza. Es un libro-regalo-trampa, porque aunque he prometido regalarlo a una chavalita de verdad, esta semana santa me esconderé en algún rincón del pueblo a devorarlo de principio a fin y reírme por lo bajito, como una niña.

Algo más seria parece ‘Las hermanas Bunner’, primera novela de Edith Wharton traducida al español por la editorial zaragozana Contraseña, que también están todavía dando sus primeros pasos. Wharton tiene unos cuentos geniales sobre la sociedad neoyorquina de finales del XIX en la que vivió, así que espero que la novela también me entretenga un buen rato.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Posturas raras, Un libro y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s