Hormiguitas

En 1929 se publicó la primera historia de Tintín, pocos meses antes de que se encontrara un cadaver descuartizado en Atocha, en una maleta procedente de Barcelona, donde se habian suspendido las clases en la universidad por las constantes revueltas. En Enero de ese año, Buñuel y Dalí se habían reunido en Cadaqués y habían escrito las primeras páginas del guión de “Un perro andaluz”, inquietante película llena de símbolos (la bicicleta como máquina para el onanismo, el ojo partido como entrada a la visión subconsciente…) que perduran 80 años después.

Ahora, en La Lonja, puede verse una muestra que ya pasó por otras ciudades y que recoge el universo en torno a esta cinta: dibujos de Dalí, un collage de Ernst, recortes de periódicos, fotos del rodaje y de la residencia de estudiantes, guiones originales, carteles y un montón de películas, incluyendo “Le ballet mécanique” de Fernand Leger.

Acérquense con tiempo, que merece la pena pararse a leer cosas (como la carta en la que Buñuel le explica a Dalí cómo tiene que transportar las hormigas desde Cadaqués a París para la famosa escena de la mano agujereada), y ver la película en el cine que han montado en La Lonja y donde se proyecta, como en el estreno de 1929, seguida de “Les Mystères de Château du Dé” de Man Ray.

A mi me han entrado ganas de ir a la piscina.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De exposición, Posturas raras y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s