Romper la hucha

Raúl ha roto la hucha y nos ha regalado su ‘Calderilla’. Me propuse escribir algo bonito en cuanto lo pudiera leer, aun sabiendo que me va a costar explicar porqué vale la pena dedicarle una tarde o unos cuantos viajes en autobús a leerse estos 32 relatos escritos por mi amigo. Son textos desiguales pero que tienen en común una cosa: el oído atento a la anécdota que merece volver a ser contada fuera del reportaje periodístico o del ‘petit comité’ de bar a la una de la mañana.

La capacidad de construir una ficción interesante a partir de un sueño de siesta o una pintada en la pared de la fábrica es un truco que Raúl comparte con otros escritores coetáneos, esa capacidad de saber que algo gustará porque todos, tarde o temprano, hemos pasado por ese trance (‘Comida de presentación’, ‘Olivas negras’) o nos gustaría vivirlo (‘Negociación’).

Creo que Raúl querría ser un cínico, pero es demasiado tierno. Lo sé por lo que lo conozco y también porque he leído ‘Gravitación universal’ y también ‘De un trago’, y también ‘Tan solo un sueño’ y ‘Añoranzas’. Amor puro, deseo más aún, romanticismo doméstico en su cara y en su cruz. También hay sitio para la música y la historia en su libro, la que no se sabe a ciencia cierta si coincide con la Historia, porque hemos perdido el documento, o nunca existió. Poco importa.

“¿De verdad Walter se colgó en su cuarto?”, le pregunto en la mesa de siempre, mientras dibujo círculos con el agua condensada en la pinta de cerveza. Raúl encoge un poco los hombros y lía otro cigarro: “Ahí está el juego”, contesta.

“En un buen cuento siempre encontramos algo que pueda servirnos”, dice una cita del alemán encontrada en un periódico. Alguno de los relatos de ‘Calderilla’ tiene esa potencia. Pero aunque me haya gustado el libro, yo me quedo con los lunes en el bar.

El libro ‘Calderilla’ del escritor zaragozano Raúl García está editado por Eclipsados y si no está aun en las librerías, ya falta poco.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La papelera, Posturas raras, Un libro y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Romper la hucha

  1. Pingback: 24 de octubre | SoliloKio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s