This is the way, step inside…

Con el día gris que hace hoy en Zaragoza no me siento ni pop ni soul, que es lo que nos ofrece esta noche la agenda musical. Mejor, de momento, me quedo en la cama leyendo a Ballard, quien desde hace unos días ocupa la mesilla y mis pensamientos ociosos con su ‘Exhibición de atrocidades’. No he encontrado nunca a un@ fan de este escritor fantástico y de imaginación perversa que tan familiar me resulta, así que si llegaste hasta aquí por él, házmelo saber…

Pero el otro día rescaté ‘Closer’ de los Joy Division de la caja de discos. Y supe que comparto con Ian Curtis esta afición por el escritor de distopías… -aunque los foros de Internet dicen que no había leído el libro antes de escribir la canción, que simplemente le llamó la atención el peculiar título de un libro más o menos contemporáneo suyo, y que fue después cuando lo leyó y le gustó mucho-.

El libro está escrito en muchos fragmentos, como pequeñas novelas, en las que el mismo escenario y más o menos los mismos personajes sirven para contar historias desviadas desde un mismo punto. Una sexualidad desquiciada, paisajes de cemento allí donde la mirada abarca, la influencia de los mitos sangrientos de la cultura de masas y la poesía de las máquinas, una mente invadida por las pesadillas y referencias constantes a los cuadros de los surrealistas van componiendo los capítulos del libro, que no tratan de contar una historia sino de construir una atmósfera.

Una Historia de la Nada. Elementos Narrativos: una semana de búsqueda por los pasos elevados, la exploración de innumerables viviendas. Acampaban como exploradores en las salas de estar, con hornillos y sacos de dormir, pues Talbert se negaba a tocar los muebles o los utensilios de cocina. -Son piezas de exposición, Karen; esta concepción será inmaculada. -Más tarde recorrieron la ciudad y examinaron una docena de arquitecturas. Talbert la empujó contra paredes y parapetos, la colgó de las balaustradas. En el asiento trasero, los textos de erótica eran una enciclopedia de posiciones, anteproyectos del inminente matrimonio de Catherine y un balcón del piso séptimo del Hotel Hilton.
Elementos amatorios: cero. El coito fue un vector en una geometría aplicada. Ella apenas podía tocarle los hombros sin galvanizarlo en una apoplejía de actividad. Cierto mecanismo exploratorio del cerebro de Talbert había perdido un tornillo. Más tarde encontró en el auto unos mapas de las marismas de Pripet, un fotograma del contorno de una axila, y un centenar de fotos publicitarias de la actriz de cine.

La canción ‘Atrocity Exhibition’ abre el disco ‘Closer’, segundo y último de Joy Division. Si tienes curiosidad por saber como suena, aquí la tienes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La papelera, Posturas raras, Un libro y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s